ONICOMICOSIS


La Onicomicosis es el nombre con que se denomina a toda infección de la uñas, tanto en las manos o piés, y puede ser provocada por diversos tipos de hongos.

La infección generalmente es provocada por contagio, y hay situaciones que constituyen agravantes para que el microorganismo se desarrolle.


Existen muchas alteraciones ungueales que pueden ser confundidas con onicomicosis, y otras que aparte de su causa original puede tambien verse además complicada con hongos, algunas de ellas son:

Por eso es de mucha importancia realizar una consulta con el médico especialista cuando se aprecian alteraciones de las uñas, para poder precisar cuál es el origen del problema y dar la correcta solución.


En la mayoría de los casos la sintomatología no está necesariamente asociada al dolor, la persona afectada solo siente alguna molestia, ocasionalmente picazón, y un cambio estético progresivo en la apariencia de las uñas.

Por este motivo esta patología puede avanzar y comprometer fuertemente el organismo antes de que el paciente consulte con el médico, y por tanto el tratamiento será de cierta complejidad y larga duración.


También es necesario destacar que en general existe poca información que permita tomar conciencia de que es necesario que esta patología sea tratada precozmente.





FACTORES PREDISPONENTES


Existen condiciones de estado de salud personal, ambientales, y de carácter social que pueden predisponer e implicar un mayor riesgo de infección de las uñas por hongos.

Las enfermedades sistémicas, como la Diabetes, Enfermedades Vasculares y Neurológicas, Enfermedades que comprometen el sistema Inmunológico como el Sida, las Anemias, el Cáncer, tambien son predisponentes.



Dentro de los factores ambientales podemos destacar la utilización de instalaciones sanitarias públicas, sin utilizar una pantina protectora personal, como por ejemplo, baños de empresas, piscinas, gimnasios, saunas, moteles, etc.


También lugares de trabajo que exijan el uso de calzado de goma como lavanderías, o en sectores de hotelería y servicio doméstico, industrias conserveras etc. Las personas que trabajan en el servicio doméstico tienen una gran propensión a desarrollar hongos en las uñas de las manos, por el uso de sustancias cáusticas que las debilitan y la humedad que favorece el desarrollo de los hongos.

En cambio en los deportistas es más frecuente en las uñas de los pies.

En cuanto a la edad, los hongos no hacen diferenciación, pero es más frecuente que las personas mas jóvenes acudan a consultar precozmente por un tema estético.


Es importante destacar que los hongos necesitan de oscuridad, temperatura y humedad para desarrollarse, por tanto también es muy importante mencionar que el uso de calzados y medias o calcetines con mucho material sintético, puede constituir otro importante factor predisponerte, por la falta de ventilación que generan.





SINTOMAS


La Onicomicosis en general no provocan grandes síntomas, se inicia con pequeñas manchas en las uñas a nivel distal o lateral, que con el tiempo se van extendiendo hasta comprometer toda la placa ungueal incluso en algunos casos severos la matriz de la uña, esta infección va provocando modificacion en la estructura de la uña, engrosándola, y generando un aspecto leñoso o apolillado.



La ausencia de dolor y la lentitud con que esta afección progresa, son causa fundamental de que el tratamiento se inicie cuando la patología está muy avanzada y requiere de tratamientos de larga duración y muy drásticos.





DIAGNóSTICO


Es de suma importancia establecer un diagnostico diferencial muy preciso dado que como antes mencionamos existen muchas patologías que pueden ser confundidas con onicomicosis.


Sin embargo un profesional experimentado puede establecer un diagnóstico correcto basándose en la apariencia y estructura de la uña con un margen muy pequeño de error, en casos que generen alguna duda, se puede realizar un examen de cultivo directo aunque a veces si la muestra no es bien tomada puedes salir negativo.





PROFILAXIS


Higiene personal: lavar frecuentemente los pies, teniendo la precaución de enjuagar y secar minuciosamente, especialmente el área entre los ortejos.


Tomar medidas precautorias cuando se usan instalaciones sanitarias ajenas a las del hogar como baños públicos, gimnasios, piscinas etc.
El uso de una pantina de goma o plástico que aísle los pies del suelo es fundamental.

Uso de calzado y medias o calcetines que permitan una correcta ventilación de los piés va a disminuir la posibilidad de contagios.

Acudir a la consulta de un podólogo calificado periódicamente, cuando se padecen enfermedades predisponentes como por ejemplo la diabetes.

Acudir a la consulta profesional correspondiente cuando se detectan anormalidades en la piel o uñas, un tratamiento precoz es siempre más adecuado que uno que se inicia cuando la patología ha alcanzado niveles desmesurados, con el consecuente riesgo para la salud.





TRATAMIENTOS.


El tratamiento siempre debe ser indicado por un médico especialista en el tema.

Los tratamientos van desde el uso de medicamentos tópicos, cremas, soluciones o lacas específicas pasando por tratamientos orales, y en casos de mucha gravedad incluso la onisectomía total (extirpación de la uña), para eliminar el foco en forma radical.


Onisectomía por Onicomicosis profunda
Uñas infectadas Onisectomía derecha Onisectomía izquerda Uñas extraídas


El tiempo de tratamiento depende de la magnitud del compromiso ungueal, y desde luego es muy importante destacar que en todos los casos lo más importante es la perseverancia del paciente en la aplicación de los medicamentos, dado que esta patología requiere siempre de un tiempo prolongado para poder ser erradicada en un 100%.


Por tanto en resumen, se debe prevenir la infestación por hongos, porque aparte de ser una enfermedad muy contagiosa que puede ser trasmitida a todos los miembros de una familia es de tratamiento largo y costoso.

Onicomicosis + Onicocriptosis
Uña infectada Después de extracción Uña extraída a los 10 días a los 15 días