Fascitis Plantar, Talalgias y Espolones Calcáneos y del Tendón de Aquiles


Hay muchas causas potenciales que generan dolor en el área del talón, pero en la gran mayoría de casos se debe a inflamación de la inserción de la fascia plantar, (tejido fibroso que soporta el arco del pie), en el Calcáneo (hueso que conforma el talón).


Cuando la inserción de la fascia plantar se inflama y no se trata en forma adecuada, puede producirse una condición crónica, muy dolorosa y limitante, puesto que genera una pisada antálgica y limitación funcional. Este síndrome se denomina Fascitis Plantar, y constituye como antes digo una de las causas más frecuentes de patología dolorosa del pié


SÍNTOMAS


El síntoma primario en la Fascitis Plantar es dolor localizado puntualmente en el área del talón. El dolor es muy intenso al iniciar la actividad y experimenta una leve disminución con la actividad por distensión de la fascia, pero si la persona permanece mucho rato en reposo el dolor vuelve a intensificarse, no se aprecian signos visibles como eritemas, aumento de volumen, inflamación o cambios en la piel. Es mas frecuente en personas que practican deportes, con sobrepeso, personas con trastornos ortopédicos como pie cavo y plano y tambien puede ser un agravante el uso de calzado inadecuado.



ANATOMÍA


La Fascia Plantar es un tejido fibroso grueso y tenso situado en la planta del pie que se inserta en el hueso del talón (Calcáneo) y se despliega hacia delante para insertarse en la base de los ortejos. Su sobrecarga puede provocar desgarramientos a nivel de su inserción calcánea con la consecuente inflamación de los tejidos que la rodean incluyendo el hueso, además que la tracción que ejerce la fascia sobre la capa externa del hueso (periostio) provoca un crecimiento óseo patológico que origina la aparición de un "Espolón", esta patología se puede observar aproximadamente en el 50% de los casos.

   


El Espolón es una consecuencia secundaria y no es la causa originaria del dolor.


También este espolón se puede generar en la parte posterior del Calcáneo, en la inserción del Tendón de Aquiles y genera dolor intenso de la misma índole del de la fascitis plantar


TRATAMIENTO


El tratamiento debe ser evaluado por un médico, y parte desde el reposo hasta la cirugía en casos extremos, no siendo esta, la solución de primera instancia.


El reposo con prescripción de antiinflamatorios, y kinesioterapia generalmente tiene buenos resultados en la fase inicial.


El uso de una herradura calcánea o talonera mas la corrección del problema ortopédico que genera el problema tambien es de óptimo resultado.


En casos mas rebeldes se puede utilizar una inmovilización temporal con yeso, o férulas nocturnas, también en estos casos se puede realizar una infiltración de la región con corticoides o anestésicos, procedimiento que debe ser realizado por un médico traumatólogo experimentado.


También se pueden usar técnicas innovadoras como el Taping, que son cintas autoadhesivas que aplicadas sobre la longitud de la fascie plantar pueden ser muy eficaces especialmente para remitir el dolor agudo y permitir sobre todo en deportistas una actividad normal.


Y por último se puede considerar la cirugía pero rara vez está indicada, sin embargo si tras un tiempo prolongado de tratamientos conservadores no existes una remisión real de la patología se puede considerar una liberación quirurgica parcial de la fascie plantar, la recuperación luego de la intervención generalmente es muy lenta y a menudo no provoca una completa curación y puede generar algunas complicaciones potenciales.